La Copa América empezará este domingo 13 de junio, con un Brasil que se encuentra en un gran estado de forma y ha cosechado una buena ventaja respecto al resto de las selecciones en la clasificación para el Mundial de Catar 2022.

Habrá un ambiente enrarecido en ese partido inaugural entre Brasil y Venezuela, debido al debido al cambio de la doble sede Colombia-Argentina a una única en Brasil, un telón de fondo altamente politizado además. Los jugadores brasileños se manifestaron en contra, dado que Brasil no tiene nada de qué alardear en cuanto su situación de COVID-19, que fue la razón por la que le fue quitada la sede a Argentina. En cuanto a Colombia, la situación de protestas en el país hizo que la CONMEBOL reconsiderara la sede de aquel país. Pero, nuevamente, con protestas contra el gobierno brasileño por la gestión del COVID-19 y las más de 470.000 muertes por la enfermedad en el gigante amazónico, Brasil tampoco puede alardear de su situación social. La selección dirigida por Tite es la gran favorita, pero tendrá que verse como ese telón de fondo del cambio de sede afecta al equipo.

Ese favoritismo de la selección brasileña está fundamentado en el andar perfecto, por ahora, en las eliminatorias mundialistas. Seis partidos jugados, seis partidos ganados. Y esos partidos han incluido rivales difíciles como Uruguay y la sorprendente Ecuador. Pero también la selección argentina, pese a haber empatado sus últimos dos partidos contra Chile y Colombia, tiene argumentos para poder decir que puede llevarse la Copa América. Porque esta selección argentina tiene buenos jugadores, al igual que Brasil, pero le falta tener una identidad clara —ejecutar la visión del entrenador—, cosa que sí tiene la ‘canarinha’. Uruguay es una selección que tiene muy buenos jugadores y todo el mundo conoce a lo que juega. Solidez defensiva, esfuerzo y sacrificio, combinado con los dos mejores delanteros centros del mundo (Luis Suárez y Edinson Cavani.

Veamos en más detalle que tiene cada selección a su favor.

Brasil

 

En su último partido, contra Paraguay, la ‘canarinha’ alineó a cuatro delanteros, cosa que recuerda mucho a esa selección brasileña que ganó el mundial de México de 1970. Jairzinho, Rivelino, Tostão y Pelé. Salvando las diferencias, esta selección dirigida por Tite también tiene un gran abanico de opciones para jugar de delanteros. Viendo esta fortaleza, el entrenador decidió no cortarse y ponerlos a jugar a todos. Neymar, Roberto Firmino, Gabriel Jesús y Richarlison jugaron un partido contra una selección que tiende a ser difícil de romper tanto en mediocampo como en defensa. Está por verse si ese experimento continua en la Copa América, o si vuelven a usar tres delanteros y tres mediocampistas. El fútbol moderno exige que no se puede entregar el dominio del mediocampo así tan fácilmente. Y además, Brasil tiene talento en esa zona con Casemiro, Fabinho, Fred, Lucas Paquetá o Douglas Luiz.

 La comparación con esa selección de 1970 no estaría completa si no se habla de los laterales con los que cuenta esta selección. Danilo, jugador de la Juventus de Turín, parece haberse hecho con el puesto del lateral derecho. Es un jugador competente, pero tampoco se puede decir que esté a la altura de los legendarios Carlos Alberto o Cafú. En el lateral izquierdo, Alex Sandro y Renan Lodi competirán por un puesto titular. Alex Sandro tiene experiencia y ha jugado durante muchos años en el más alto nivel también en la Juve. Mientras Renan Lodi se ha labrado un nombre como un buen lateral en el Atlético de Madrid. La solidez defensiva es la marca de la casa si uno quiere jugar en cualquiera de ambos equipos, aunque también son más que capaces de aportar en el ataque.

En la pareja que conformarán los centrales también tienen muchas opciones. Aunque Thiago Silva se haya lesionado en la Final de la Champions League, en esa posición hay muchísima calidad. Además del mencionado central, estarán Marquinhos (previsiblemente el titular) junto con Éder Militão y Felipe. Fabinho, otro de los convocados pero que juega como mediocampista, también ha jugado como central en su equipo, el Liverpool. Y luego en la portería, Brasil tiene un lujo de opciones con Allison Becker y Ederson Moraes, ambos porteros que tienen un excelente juego con los pies además de ser muy competentes bajo palos. Además, han ganado la premier en la temporada 2019-2020 (Allison, con el Liverpool) y la 2020-2021 (Ederson, con el Manchester City).

No son sólo candidatos para ganar la Copa América. Es una selección que sería candidata a ganar el Mundial de Fútbol de 2022.

Argentina

 

La selección argentina también es una selección que tiene una enorme cantidad de talento. Y además, tiene al jugador que ha dominado en los registros individuales en los 15 años. A nivel de clubes lo ha ganado. Pero a nivel de selección, siempre se ha quedado a las puertas de la grandeza. Pero viendo los jugadores que hay disposición de Lionel Scaloni, el entrenador de los argentinos, no hay razón válida para descartar a este equipo.

Una de las cuestiones que siempre permite aprovechar el talento que se tiene en ataque (Lautaro Martínez y Lionel Messi, por ejemplo) es tener un buen mediocampo. Y ese mediocampo también debe ser evaluado en función de que sea capaz de ofrecer solidez defensiva. Y con Rodrigo De Paul, Giovanni Lo Celso y Leandro Paredes, la verdad es que se podría estar peor. Un jugador que ha tenido una temporada revelación, como es De Paul, uno que juego en el Tottenham, como Lo Celso, y un que juega un peso pesado como es el PSG en Paredes. Exequiel Palacios y el ‘Papu’ Gómez son sustitutos de lujo.

La defensa central también puede ser conformada por duplas muy interesantes, ya que se dispone de Lucas Martínez Quarta, Cristian Romero y Nicolás Otamendi. En los laterales, Gonzalo Montiel y Marcos Acuña son capaces de hacer un buen trabajo, y muchas selecciones quisieran tener laterales como ellos. Y arriba, está de más decir que tendrán a Messi, Lautaro Martínez, Sergio Agüero, Lucas Ocampos y Ángel Di María.

El gran problema de esta selección es que, tras aquella lejana Copa América del 2007 en la que llegó a la final para perderla 3-0 contra Brasil, nunca llegó a mostrar un buen nivel en su fútbol. Lionel Scaloni no sólo tiene el reto de conseguir resultados. Una selección que tiene a su disposición como los que tiene la selección de Argentina siempre podrá sacar resultados aunque juegue mal. Pero el problema está en que al llegar a las instancias finales, donde se iguala más el nivel y hay que jugar como equipo, la selección argentina tiende a encontrar su techo. Scaloni tiene el reto de redescubrir el buen fútbol la selección del país austral.

Uruguay

 

Desde hace más de una década que Óscar Washington “el Maestro” Tabárez que está al mando de la selección uruguaya. En ese tiempo, nos ha acostumbrado a un fútbol pragmático pero aguerrido. Y siempre con un excelente ataque. A sus 34 años, Edinson Cavani y Luis Suárez será la pareja de ataque preferida por Tabárez si ambos están bien de salud. Los jugadores en el mediocampo en esta etapa del “maestro” nunca han sido abundantes, pero en los últimos años han surgido jugadores de mucha calidad como Federico Valverde (Real Madrid), Rodrigo Bentancur (Juventus) o Lucas Torreira (Arsenal, pasó la última temporada en el Atlético de Madrid).

La defensa uruguaya también siempre se ha caracterizado por ser muy sólida, y con Diego Godín y José María Giménez, parece esto seguirá siendo así. Es un equipo que se le gana sufriendo, y si no se iguala el esfuerzo y sacrificio que ponen sobre la cancha, entonces es muy probable que Uruguay gane ese partido.

Selecciones que son buenas pero serían sorpresa si ganan la copa américa

 

La primera es la selección ecuatoriana, que de la mano de Gustavo Alfaro ha logrado un inicio de eliminatorias que ha impresionado. Está en tercer lugar con nueve puntos, y eso que ha perdido los dos últimos encuentros disputados. Un bloque interesante de jugadores, con Pervis Estupiñán entre los más destacados, hacen de esta selección una que habría que observar.

La selección de Colombia estrenó a Reynaldo Rueda cuando éste fue despedido de Chile. Su paso por la selección chilena no invita a mucho optimismo, pese a contar con Duván Zapata, Luis Muriel, Juan Guillermo Cuadrado y a una buena dupla de centrales en Yerry Mina y Davinson Sánchez. Pero fue una selección que no convenció con Carlos Queiroz, y Reynaldo Rueda, tras su paso por Chile, queda por ver si puede reivindicarse.

La selección de Chile también estrenó entrenador, y es una incógnita. Martín Lasarte ha tenido una trayectoria dilatada, y puede ser la clave para revitalizar a una generación que parece que busca su último torneo para darle otra alegría a su país, tras las dos Copas América en 2014 y 2015. Es un entrenador que se asemeja más a las ideas implantadas por Marcelo Bielsa en su momento, y luego Claudio Borghi, Jorge Sampaoli y Juan Antonio Pizzi.