Una foto de la final de la Copa América 2019 que fue jugada por Perú y, la anfitriona, Brasil. Foto cortesía del Palacio do Planalto con Licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic.

La edición 2021 de la Copa América le queda sólo una jornada para que se decidan quienes estarán en los cuartos de final. El torneo empezó con 10 equipos, divididos en dos grupos de cinco selecciones cada uno. Es curioso que, de cinco equipos, puedan acceder a la siguiente fase cuatro participantes. Así como para señalar a quien sufra el infortunio de quedar en la última plaza. Pues bien, la selección que ya se sabe quedará en el último puesto en el grupo A es la boliviana, ya que el cuarto lugar lo marca Uruguay con 4 puntos y los del altiplano acumulan cero unidades.

En el grupo B, Brasil aseguró el primer puesto. Pero la selección que marcha última, Venezuela, tiene su destino en sus manos. Si gana, alcanzará a su rival de turno, Perú, y estará en los cuartos de final. Si Ecuador pierde contra Brasil, un empate podría bastarle a la Vinotinto para estar en la siguiente ronda. La selección de Colombia está en una situación curiosa, porque aunque tiene los mismos puntos que Perú su diferencia de goles la coloca en mejor posición. Si Perú la sobrepasa, significa que Venezuela no lo hará. Si es alcanzada por Venezuela, ello significa que no puede ser alcanzada por Perú. Por lo que esta selección ya está clasificada a los cuartos de final. Será interesante ver si Ecuador es capaz de imponerse a una Brasil que ya está clasificada y que podría estar pensando en el partido de los cuartos de final.

Este desenlace del grupo B resulta fascinante si se toma en cuenta la situación del equipo venezolano —con muchísimas ausencias debido al COVID-19 y por algunas lesiones—. El hecho de que hayan podido llegar a la última jornada de la fase de grupos con posibilidades reales de clasificar a la siguiente ronda les merece mucho crédito. Han tenido que sufrir, y apoyarse en la figura del arquero Wuilker Fariñez, pero al final están allí. Y con una victoria asegurarán el pase a cuartos de final.

En frente tendrá a Perú, que viene en una espiral ascendente. Justo antes de la Copa América pudo ganarle a Ecuador en Quito, frenando así esa sorprendente dinámica de la selección ecuatoriana. Luego le ganó a Colombia, equipo que vivió una especie de revitalización tras la destitución del técnico portugués Carlos Queiroz y el nombramiento de Reinaldo Rueda, en su segundo partido del certamen sudamericano. Luego, fue capaz de remontar un 2-0 en contra, nuevamente contra Ecuador, para sacarle un punto y dejar casi todo hecho para clasificar a la siguiente ronda. No perder contra una selección que todavía no ha ganado en la presente edición de la Copa América, como es la selección de Venezuela, será suficiente.

Ecuador sólo tiene que igualar los puntos que consiga Venezuela. Si Venezuela empata, a Ecuador también le valdría el empate. Esto porque ambas selecciones están empatadas a los puntos, pero Ecuador tiene una mejor diferencia de goles. Si ambas selecciones pierden, tendría que ocurrir algo muy raro para que sea Venezuela la selección que pase a la siguiente ronda. Ecuador tendría que perder por diferencia de cuatro goles o más, y Venezuela perder por sólo uno. Y si ambas selecciones ganan, será Perú la que queda por fuera, con Ecuador en el segundo lugar, Venezuela en el tercero y Colombia cuarta.

Por supuesto, podría darse una combinación de resultados para que cualquiera de estos equipos alternen esas posiciones, cosa que —si hay variación de los marcadores— ello hará de los partidos algo más interesantes. Se podría ver que un equipo durante un tramo de los partidos esté clasificado, sólo para luego recibir un gol en contra —o que se produzca un resultado en otro partido— y quedar fuera.

Evitar a Argentina y Brasil

Hay cuatro equipos en el grupo B y tres en el Grupo A que buscarán evitar también, una vez lograda la clasificación, a los líderes de cada grupo. En el A está Argentina, y probablemente se mantenga allí al tener que enfrentarse a una selección de Bolivia que ha perdido los tres partidos que ha jugado. Y ahora le toca jugar contra una selección que, si bien ya está clasificada, tiene mucho talento y seguramente intentará no soltar ese primer puesto. En el otro partido, si Uruguay obtiene un punto pasará al tercer puesto y Chile al cuarto. Ello daría garantizaría entonces que Brasil se enfrente a Chile. Aunque de momento, son los Uruguayos los que están en esa posición.

 

El formato de los dos grupos, en el que se elimina sólo a uno de cinco, ha resultado más emocionante que lo que se habría previsto.